Ventajas de los termostatos inteligentes

El mercado de la calefacción se encuentra en pleno avance tecnológico. La irrupción, ya si permanente, de la domótica, hace aflorar nuevas pretensiones cada vez más favorables al confort del usuario, que han tenido su respuesta en el sector con la evolución de los termostatos inteligentes, todavía en sistemas no domotizados, pero con clara tendencia a verse absorbidos por este boom que pronto se instalará en nuestros hogares para quedarse.

Reducir el consumo energético es algo que todos buscamos para nuestro hogar, y mejorar y actualizar la gestión de las instalaciones que lo provocan, es una medida óptima para conseguirlo. El mercado inteligente se encuentra cada vez en mayor disposición de ofrecer mejores ventajas: permite regular de forma inteligente -y a distancia- el uso de los sistemas, aumentando el confort y permitiéndonos monitorizar el consumo para evitar un gasto abusivo de energía; ayuda a ahorrar en la factura energética y, gestiona el funcionamiento de las diferentes instalaciones del hogar, alertando de fallos en el sistema cuando éstos se producen, con lo que minimiza el riesgo de sufrir averías de mayor consideración.

En el sector de la calefacción y la climatización, la tendencia del mercado vira, claramente, hacia invertir en estos nuevos productos inteligentes, que buscan optimizar su rendimiento y facilitar su uso.

Eficiencia energética automatizada y programable 

Ésta es la gran ventaja que nos brindan los últimos modelos de termostatos inteligentes que encontramos en el mercado. La novedad del asunto nos hace ir, todavía, con pies de plomo a la hora de determinar cuál es el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Por ello, a continuación, os presentamos una serie de consejos con los que, desde GasNatural Instaladores, queremos ayudaros para que defináis vuestra elección y escojáis el termostato inteligente más adecuado para vuestro hogar.

Un modelo, un hogar, un cliente. Todos y cada uno de nosotros somos diferentes, por lo que nuestros hogares y las necesidades que dispongamos para ellos, también lo serán. Horarios y ritmos de vida de la casa, número de personas que la cohabitan, estilos de vida de éstas… Todos estos datos aportan información para decidir qué tipo de equipo inteligente es más óptimo. De igual forma, también es importante saber el grado de conocimiento que se tenga sobre la tecnología y el nivel de interacción que deseemos tener para terminar de determinar el modelo.

¿Casa, piso, apartamento…? Se deben conocer bien las especificaciones de la propiedad. El tamaño, el diseño, el número de habitaciones, el tipo de calefacción (podéis descubrir más acerca de las distintas tipologías de calefacción aquí), etc. Todas ellas, serán ingredientes claves para determinar, una vez más, el tipo de termostato.

Conocer el producto. Es necesario que vuestro instalador conozca todas las posibilidades del mercado para que pueda ofreceros el tipo de termostato que mejor se adapte a vuestras necesidades. En este punto, os recomendamos buscar siempre profesionales acreditados que sepan responder a todas vuestras dudas y cumplir con creces con vuestras exigencias.

La importancia del instalador. Además de ser el informador perfecto, que conozca y entienda los nuevos sistemas de calefacción controlados por estos termostatos inteligentes; cualquier buen instalador debe saber, tras la elección del usuario, el tipo de instalación que precisa cada hogar según la tipología de calefacción que utilice, ya que existen soluciones diferentes según hablemos de un sistema individual o centralizado. La formación y la experiencia, en este campo, del instalador son fundamentales.

 

2018-03-13T18:18:07+01:00 marzo 30th, 2018|Calefacción, Gas Natural, General, Instalación Calderas|0 Comments
Llama ahora
Te llamamos