¿Cuáles son los problemas más frecuentes en la calefacción?

No hay nada más terrible que, aún y habiendo hecho la apropiada revisión, se estropee la calefacción en pleno y crudo invierno. Que sin ton ni son, un día, nuestra caldera decida dejar de funcionar es toda una faena. Aunque la rapidez del servicio técnico sea el máximo de diligente, a lo mejor ese mal acontecimiento nos sorprende en plena ducha y no hace falta recordar la sensación de tener que terminar de eliminar el jabón del cuerpo con agua fría cuando el mercurio marca mínimos en el exterior. Del mismo modo que tampoco es cómodo tener que andar por nuestra propia casa con abrigos y mantas y ponerse a hacer cualquier tarea doméstica con tal cantidad de capas encima.

Estar atento a las alertas de la calefacción

Para evitar que ninguna pequeña avería se convierta en un problema de consideraciones importantes debemos tener siempre cerca el contacto de nuestro reparador de calderas. Nunca se sabe cuándo podemos vernos sorprendidos por un fallo que eche por los suelos una buena planificación en la calidez de nuestro hogar. No sólo por la afectación que supone pasar frío en casa, o no poder ducharse a gusto, sino también por consecuencias saludables que pueden devenirse a causa de la falta del calor suficiente: constipados, gripes, resfriados…

Una caldera no dura eternamente y tiene su particular ciclo de vida. Ciertamente, éste no es corto y podemos disfrutar de la misma máquina muchísimos años, pero llegado el momento no quedará más remedio que sustituirla. Antes, seguro, sufriremos varios problemas que pondrán en entredicho esa decisión. Por ello, hoy, en esta nueva entrada, desde Gas Natural Instaladores, queremos explicaros cuales son los problemas más comunes en las calderas para que no os asustéis, o contrariamente, os preparéis para despediros de vuestra calefacción y deis la bienvenida a un nuevo equipo.

Problemas comunes con fácil solución, llamando siempre a especialistas

Uno de los problemas en calderas más repetitivo es el de la avería en la bomba. Cuando esto sucede tiene una detección muy simple y es que el aparato hace unos ruidos como de rozamiento muy característicos. Si es vuestro caso, deberéis reparar la pieza y sustituirla por una nueva, así evitaréis que en poco tiempo el arreglo sea sólo algo temporal y agrave la situación.

Otro de los problemas más frecuentes en calderas es el del goteo constante en la parte inferior de la misma. Esto se puede deber, bien a una rotura de la válvula de seguridad, o a los puntos que unen éste con el racor. Para saberlo, mejor ponernos en contacto con los especialistas en calefacción y gas natural y permitir que sean ellos quienes pongan solución al fallo.

Las bajadas de presión son otro de los errores más comunes en las calderas, que debemos tener en cuenta. En este caso apreciaremos que el agua caliente y el calor de la calefacción desaparecen sin motivo alguno por completo. Por suerte, es uno de los fallos menores ya que se trata simplemente de un desajuste de poca importancia que tiene fácil solución.

Otro obstáculo en el ciclo de vida de nuestra calefacción se sucede con la obstrucción de la salida de humos. Es fácilmente detectable porque se puede identificar mediante el panel electrónico de la caldera. En este caso, pero, debemos tener mucho cuidado ya que el monóxido de carbono que genera su funcionamiento tiene que evacuarse por un conducto de salida alternativo al no hacerlo de forma efectiva por el conducto correcto.

También puede ocurrir que a la hora de encender la calefacción apreciemos como aumenta la temperatura de forma rápida, pero de pronto observamos que ésta se detiene repentinamente y se apaga. En estos casos, todo apunta a un problema en la bomba de recirculación de la calefacción que se ha bloqueado.

Y finalmente, un último problema casual en calderas es la de la sonda de temperatura, la cual se encarga de detectar si el agua está caliente, o no, para enviar la orden de calentar más agua. O, por ejemplo, cortes en el suministro de gas que pueden deberse a una avería real causada por un agente externo por parte de la compañía de gas, o a un despiste personal tras cerrar inconscientemente una llave de paso.

Todos ellos suponen estragos en la normalidad de nuestras vidas, por lo que siempre recomendamos que, frente a cualquier error, confiemos en nuestros instaladores de gas natural y pidamos ayuda a las manos expertas para solventar cualquier imprevisto.

Gas Natural: profesionales al servicio del cliente para su instalación de calefacción

Tras la información que os hemos ofrecido en este nuevo artículo, si creéis que necesitáis ayuda, tanto para llevar a cabo la instalación de un nuevo sistema de calefacción, como para disfrutar al fin de un producto de calidad y daros de alta de los suministros de Gas Natural mediante especialistas en el sector; sólo tenéis que llamarnos al 900 701 045 o dejarnos vuestros datos, y nuestro equipo técnico y comercial estará encantado de ayudaros, sea cual sea el motivo de vuestra consulta.

2018-02-27T11:52:07+01:00 febrero 12th, 2018|Calefacción, Dudas Gas Natural, Gas Natural|0 Comments
Llama ahora
Te llamamos